Historia de la cafetera, tipos y evolución

cafetera, maquina de hacer café

Para preparar el café, de la forma más sencilla y elemental, simplemente hay que agregar agua hirviendo al grano tostado y molido. Antiguamente solo se dejaba reposar; pero hoy en día, en la mayoría de los casos se utiliza un tamiz o filtro; esto con la finalidad de eliminar el fondo o pozo en la bebida.

Existen muy variadas maneras de preparar la bebida de café con este sencillo procedimiento; según la costumbre, la cultura y tradición de la región o localidad donde se encuentre. Cada quién tiene una forma particular para preparar manualmente una taza de café. No obstante, ya desde principios del siglo XIX aparecen los primeros aparatos, cafeteras o máquinas para preparar el café.

Cafetera se le llama al recipiente utilizado para servir café, así como al aparato de cocina con el que se prepara la bebida caliente. Así mismo, es común la utilización del molinillo de café, el cual permite moler los granos tostados del tamaño y grosor necesario para el proceso de elaboración de la bebida.

Podemos mencionar las siguientes máquinas, según el orden cronológico en el que fueron apareciendo:

LA CAFETERA PERCOLADORA DE 1819

Se nombra de esta manera por el proceso de percolación, el cual consiste en el paso lento de los fluidos a través de materiales porosos. Este principio es básico para la elaboración del café; entendiéndose el fluido como agua a alta temperatura la cual es “pasada” a través de los granos de café tostado y molido. Este es un principio que actúa en la mayoría de máquinas cafeteras conocidas.

Todo parece indicar que la primera cafetera fue creada por el químico francés François Descroizilles. En esta cafetera, se utiliza una fuente de calor para elevar la temperatura del agua y así mismo elevar la presión, obligando a que el líquido pase por una serie de conductos y llevándolo a impregnar el café molido. Es un proceso que se va dando hasta conseguir el punto de extracción preciso. De este modo se consigue una excelente taza de café.

LA CAFETERA DE VACÍO DE 1830

También conocida por el nombre de cafetera de sifón, cafetera cona (por la marca como se comercializa actualmente) o sifón japonés; ya que se ha vuelto muy popular en dicho país. Fue inventada en la década de 1830 en Alemania y desde entonces ha sufrido varias modificaciones. Esta cafetera tiene unas características particulares que la hacen muy  curiosa, mas parecida a un experimento científico que un artefacto de cocina.

Su cuerpo es de vidrio y consta de dos receptáculos principales. En el recipiente inferior, el cual queda sellado al vacío, se agrega el agua. Al aplicar calor, la temperatura eleva la presión y el agua es impulsada al deposito superior a través de un tubo. Una vez allí, se mezcla con el café molido. Al retirar la fuente de calor la presión disminuye y el agua, ya convertida en la bebida de café, es absorbida de nuevo al deposito inferior pasando antes por un filtro. Solo queda desacoplar el conjunto y disfrutar de una buena taza de café.

LA CAFETERA DE ÉMBOLO DE 1850

También denominada cafetera de pistón o prensa francesa. Luego de verter el agua caliente sobre el café molido (preferentemente de molienda gruesa) y esperar unos cuatro o cinco minutos, se comprime lentamente haciendo uso del émbolo que empuja la prensa o pistón. De este modo se consigue mantener los aceites del café consiguiendo una bebida muy suave y deliciosa. Aunque es un invento italiano, fueron los franceses los que la popularizaron.

LA CAFETERA EXPRESO DE 1901

Una de las máquinas de preparación de café más popular y conocida. Inventada por el italiano Ángelo Moriondo y posteriormente mejorada por Luigi Bezzera en 1901. Su principal característica es la preparación rápida de la taza de café, tardando menos de 2 minutos (de ahí su nombre expreso). Así se obtiene una bebida aromática, con cuerpo y gran sabor; y al mismo tiempo con un menor contenido de cafeína. Comúnmente esta maquina se usa en restaurantes y cafés. Normalmente constan de un porta filtro, el filtro, la boquilla para espumar leche y una bomba de presión, ya que con esta es que se consigue y determina la cremosidad del café expreso.

LA CAFETERA ITALIANA DE 1933

Creada por el italiano Alfonso Bialetti, también cuenta con mucha popularidad. Se conoce además como cafetera moka, greca o macchinetta. A diferencia de la maquina expreso, es una cafetera de uso doméstico. Su mecanismo es similar al de la cafetera percoladora, ya que cuenta con un cuerpo cilíndrico con dos depósitos. En el centro, entre los depósitos se ubica el filtro con el café molido. Se coloca en una estufa a fuego medio, al hervir el agua en el deposito inferior esta se ve obligada por la presión a subir, pasar por el filtro con el café molido y salir hacia el depósito superior a través de una torre perforada en la punta. Así hasta que toda la mezcla de café haya salido.

Con esta cafetera se obtiene café expreso de una manera cómoda, rápida y sencilla en el hogar.

LA CAFETERA DE GOTEO DE 1961

Esta cafetera consiste en un depósito de agua que al calentarse hace pasar el líquido a través del café molido, el cual se deposita sobre un filtro de papel o de malla de aluminio o acero. El agua pasa lentamente a través del café medianamente molido, y cae gota a gota por gravedad en una jarra. Usualmente la jarra es de cristal y va sobre una base o placa eléctrica que lo mantiene caliente. Ideal para preparar varias tazas de café light o a la americana. Funciona con energía eléctrica.

Sitios web consultados:

https://www.suecaexpres.com/blog/historia-de-la-cafetera/

https://es.wikipedia.org/wiki/Cafetera#Cafetera_percoladora_(1819)

https://www.curiosfera.com/historia-la-cafetera/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.